Los estupefacientes… ¿futuro medio de pago?

Los estupefacientes… ¿futuro medio de pago?

 

Por: Armando de la Torre

 

La malhadada e impulsiva propuesta del presidente Pérez Molina de “despenalizar” el abuso y  comercio de estupefacientes (etimológicamente, “los que nos hacen estúpidos”) encierra otra amenaza: que el tráfico de drogas, una vez despenalizado, se vuelva medio de pago legal como cualquier otra de las formas normales del dinero.

En la sofisticada y opulenta ciudad de Boston, Massachussetts, las drogas, se me asegura, circulan ya por el mercado – todavía ilegal – de la prostitución como la forma preferida de pago. ¿A cuáles otras áreas del mercado podría hacerse extensivo tal “moneda”, sobre todo si el “servicio” consiste en la provisión de menores de edad a consumidores degenerados?

Una vez despenalizadas, tales herramientas que nos vuelven estúpidos a la hora de evadir la realidad no tardarán mucho en transformarse en medios de pago universalmente aceptables. Al fin y al cabo, fungirán de depósitos y de medidas de valor, con la ventaja adicional de ser más fraccionables que las usuales monedas metálicas y las de papel.

Y cuando se pueda pagar con ellas así de fácil, encadenarán a sus adicciones aun más a los infelices adictos, negocio, sea dicho de paso, rotundo para los ofertantes.

Aquí quiero poner el énfasis en la diferencia decisiva entre el consumo legal de alcohol, que una vez se intentó inútilmente cortar de raíz en los EE.UU., y el hodierno consumo masivo de drogas,  que tanto mina la salud mental y física de los más jóvenes en los EE.UU. y, asímismo, en ésa Europa de Estados Benefactores de la postguerra. Resulta un fenómeno inaudito en la historia de la entera  humanidad, salvo durante aquel breve episodio de abuso generalizado del opio en la China imperial del primer tercio del siglo XIX, y que tuvo su eco en algunos círculos decadentes, a ambas riberas del Atlántico, a lo largo de la  Belle Époque.      

Tampoco me sorprendería ver listados en las bolsas de valores, y entre los prohombres de la economía, a los máximos “tycoons” que ahora producen y trafican estupefacientes,  una vez se les haya permitido circular con toda libertad validos de su tan recién estrenada legalidad. Entonces podrán concentrarse en “comprar” a diestra y siniestra de los gobernantes más favores y privilegios para sí mismos. Porque la hipotética ruina de los grandes cártels de la droga, al legalizarse más competencia nueva, es sólo eso, una hipótesis. Al contrario, espero más bien que su posicionamiento actual, y el know how acumulado para tal mercado, les será de una tremenda ventaja comparativa.

Y que no se argumente que en último análisis se tratará de dinero malo porque carecerá de un respaldo sólido. ¿No hemos aprendido de Gresham que el mal dinero siempre termina por desplazar al bueno?

Y, por supuesto, como suele suceder, tan grandes fortunas emigrarán no menos hacia otras promisorias aventuras empresariales, como sería la del tráfico de armas, o la de la industria del entretenimiento, o aun la internacional de bienes raíces, hasta llegar a la imposición del contrabando de ilegales a través de fronteras cada vez más porosas.

¿Apocalíptico? Como resultaron serlo los totalitarismos del siglo XX.

A fuerza de separar los valores morales de la legítima prosecución del lucro sobre la premisa falaz de que “el fin justifica los medios”, habremos terminado, entonces, por cavar la tumba para nuestro concepto occidental de la libertad individual responsable, lo que equivaldrá al haber testimoniado del ocaso definitivo de cuatro mil años de civilización occidental.

O, para decirlo de otra manera, la esclavitud no fue un episodio pasajero y degradante en la historia de la humanidad. Nos equivocamos. Es parte integrante de nuestra inerradicable condición humana, brutal, ciega, criminal, como las tantas otras mentiras que escogemos creer.

Maestrìa en Ciencias Sociales. Cursos Segundo Trimestre 2012

El costo del curso es de Q.1822.50
matrícula Q.650.00 trimestral
Servicios Q.301.00 mensuales

El hombre, el Estado y la Sociedad II, Dr. Armando de la Torre, viernes de 17:00 a 19:30, aula E-501
Historia del cristianismo, Dr. Armando de la Torre, martes y jueves, de 18:15 a 19:30, aula E-501
Proceso Económico I, M.A. Gunther Meléndez, lunes y miércoles, de 19:45 a 21:00, aula D-311
Metodología de la Investigación cualitativa II, Dr. Danilo Palma, lunes y miércoles de 18:15 a 19:30, aula D-307
Información y opinión pública, Dr. Antón Toursinov, lunes y miércoles, de 18:15 a 19:30, aula D-311
La liberación femenina, ¿sus raíces históricas?, Dr. Rogelio Nuñez, martes y jueves, de 8:00 a 9:15, aula Karl Menger
Negociación y solución de conflictos II, Dr. Mario Salazar Morán, martes y jueves 19:45 a 21:00, aula D-310
Historia de Guatemala II, Rafael Carrera, Dr. Guillermo Díaz-Romeu, martes y jueves de 18:15 a 19:30, aula D-310
El dios de los filósofos (Ultimos 500 años), M.A. Guillermo Méndez, martes y jueves de 19:45 a 21:00, aula D-311