Liga Pro Patria

Consternados e  indignados por el vil asesinato del abogado Rodrigo Rosemberg Marzano y ante las reacciones públicas, inaceptables e innobles, por parte del gobernante,

CONSIDERANDO

I) que el Presidente de la República ha mostrado reiteradamente su incapacidad para cumplir con el mandato que le asigna la Constitución Política de la República de garantizar a sus habitantes los derechos a la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y al desarrollo integral de sus personas;

II) que el asesinato de Rosemberg Marzano se vincula evidentemente a los asesinatos previos del señor Khalid Musa y de su hija Marjorie y que, además, se relaciona con otras actividades delictivas dentro del Estado como la corrupción y el narcotráfico de quienes se valen del sistema bancario paraestatal para el lavado de dineros mal habidos;

III) que se dan en este caso todos los elementos necesarios para iniciar proceso penal contra los sindicados por la persona de la víctima, tal como consta en su denuncia pregrabada, la explicación que en ella da de los probables móviles del delito, el señalamiento con nombres y apellidos de sus presuntos autores, etc.

IV) que resulta condenable, como ya lo ha denunciado la prensa, que el Fiscal General de la República, quien debe ejercer su función de manera independiente e imparcial, se haya reunido en privado con el Presidente de la República siendo éste uno de los señalados como posible coautor de los crímenes a investigar, lo que nos hace sospechar que su investigación no será confiable; y,

POR TANTO

I) que condena con toda energía el asesinato de Don Rodrigo Rosemberg Marzano.

II) y conmina al Ministerio Público para que cumpla con  su obligación constitucional de investigar tales delitos y de ejercer la acción penal contra los implicados de manera autónoma e imparcial, a fin de restaurar la confianza que ha puesto a los guatemaltecos en peligro de perder por su aparente sometimiento al Presidente de la República

Guatemala, 12 de mayo de 2009